¿Qué debemos saber de la depilación láser y exposición al sol?

Llego el verano, y con el periodo estival llego el momento de exponerse al sol, pero ¿nos hemos sometido a alguna sesión de depilación láser recientemente?, ¿hemos pensado en realizarnos un tratamiento de depilación láser antes de ir a la paya a lucir cuerpo? Es importante conocer determinadas cuestiones sobre el bronceado y el láser que a continuación se exponen de forma sencilla y fácil.

Depilación láser y exposición al solCuando nos decidamos a realizarnos un tratamiento de depilación láser, lo más importante es acudir a un centro médico de confianza y que nos ofrezca garantías en los resultados. Nuestro centro nos proporcionará toda la información y recomendaciones necesarias para antes y después de cada sesión de depilación láser a la hora de tomar el sol.

El primer consejo y aviso es evitar exponerse al sol después de cada sesión de depilación, así como evitar tomar el sol y broncearse un mes y medio después del tratamiento. Una vez pasado este tiempo, tomaremos el sol con un adecuado protector solar.

¿Qué debemos tener en cuenta sobre la depilación láser y exposición al sol?

  • No solo debemos tener en cuenta que un mes y medio después del tratamiento no podremos tomar el sol, sino que también tendremos que evitar broncearnos antes de someternos a este procedimiento, la misma cantidad de tiempo (entre un mes y mes y medio). El principal motivo es que la efectividad del láser es mucho mayor cuanto más clara sea nuestra piel y más oscuro sea nuestro vello para conseguir el contraste adecuado. Cuando nuestra piel este bronceada o sea más oscura, los resultados no serán tan satisfactorios.
  • También debemos tener en cuenta que una piel bronceada tiene un exceso de melanina, lo cual atrae la energía del láser en vez de ser absorbido por la raíz del vello para ser eliminado, y puede ocasionar quemaduras en nuestra piel más fácilmente, un motivo más que significativo para evitar estar bronceadas durante el tratamiento de depilación láser.
  • Las cremas autobronceadoras tampoco se recomiendan por el mismo motivo. Su aplicación disminuirá los efectos del láser y puede resultar perjudicial para nuestra salud cutánea.
  • Después de cada una de las sesiones de depilación láser no debemos exponernos al sol durante al menos las primeras 48 horas siguientes a la sesión, y posteriormente tendremos que hacerlo protegiendo nuestra piel.

Nuestros láseres para la depilación láser en la piel bronceada

Depilación láser y exposición al solGentleYAG, láser Nd: YAG de 1064 nm capaz de tratar con efectividad todo tipo de pieles, incluso bronceadas, en la eliminación de vello no deseado. El láser Gentle YAG funciona perfectamente sobre pieles broceadas y oscuras. El sistema denominado Candela permite a los usuarios de la depilación láser estar morenas consiguiendo toda la eficacia ya que necesita menor contraste.

Diodo XC de LightSheer es un láser que integra la última tecnología del diodo semiconductor con un spot ampliado a 12 mm. Este sistema ha demostrado su eficacia para tratar todos los tipos de piel incluyendo la piel bronceada y todo tipo de pelo: color, diámetros y profundidades.

Aunque en nuestra clínica disponemos de láseres para las pieles bronceadas, recomendamos a nuestros pacientes que eviten tomar el sol o utilizar otro método de bronceado, antes y después del tratamiento láser.

Sobre el Autor


© Artículo escrito por el equipo de redacción del Instituto Clínico Capilar y Estético (ICCEstético), revisado y aprobado por el